viñedo san patricio del chañar

Regiones vitivinícolas argentinas: Patagonia y La Pampa

La región patagónica argentina es la más austral de todas las zonas vitivinícolas del país, está ubicada entre los paralelos 37° a 45° de latitud sur con una altitud máxima que ronda los 2.500 metros sobre el nivel del mar.  Aquí la viticultura se asienta principalmente en las márgenes de los ríos Negro y Colorado. Se trata de un extenso valle que nace a los pies de la Cordillera de los Andes y se extiende en la conjunción de los ríos Neuquén y Limay que forman el río Negro y por otro lado, más al norte, se encuentra el río Colorado que atraviesa la provincia de La Pampa. En esta región se pueden delimitar áreas bien diferenciadas como el Alto Valle y el Valle Medio del Río Negro; y el Alto Valle y Valle Medio del Río Colorado en las provincias de La Pampa, Neuquén, Río Negro y Chubut.

El último relevamiento del INV realizado en el 2017 da cuenta que la Región Sur es  la tercera región vitivinícola de la Argentina y la que más creció en los últimos años en cuanto a superficie cultivada. De las 220.848 hectáreas de vid distribuidas en todo el país, 3.760ha corresponden a esta región, esto es 2, 5% del total de superficie cultivada.

Características climáticas

Los suelos y el clima de esta región tienen características especiales para el cultivo de la vid.   Inviernos húmedos y fríos y los veranos cálidos y secos, la marcada amplitud térmica y una notable luminosidad proporcionan condiciones ideales para obtener vinos de alta acidez y gran frescura.

Esta zona también se caracteriza por tener vientos fuertes que producen sequedad en el ambiente, lo cual contribuye a evitar la aparición de enfermedades criptogámicas (causadas por un hongo). Esta condición favorece la posibilidad de elaborar vinos orgánicos, sin uso de agroquímicos en el cultivo de la vid.

Variedades más cultivadas: Malbec, Merlot, Pinot Noir, Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Sauvignon Blanc y Syrah.

Las Rutas del vino: Alto Valle del Río Negro, San Patricio del Chañar y La Pampa

En un área tradicionalmente caracterizada por la producción de manzanas, duraznos, peras y ciruelas, en la actualidad está afincada una amplia variedad de bodegas, desde pequeñas y familiares hasta grandes emprendimientos que producen los vinos de las zonas frías.

La ruta del Alto Valle de Rio Negro: el Valle concentra el 80 % de la superficie vitícola y abarca el departamento neuquino de Confluencia y el rionegrino de General Roca. Las cepas blancas que mejor se adaptan a la región son Torrontés Riojano, Pedro Giménez, Semillón, Sauvignon Blanc, y Chenin Blanc; y las tintas Malbec, Merlot, Syrah, Pinot Noir, Cabernet Sauvignon y Bonarda. En esta zona también se destaca la producción de espumantes.  

Algunas de las bodegas para visitar: Agrestis, Humberto Canale, Finca Aniello, Infinitus, Bodega Favretto, Bodega Del Río Elorza, Lapeyrade, entre otras.

El Valle de San Patricio del Chañar se encuentra a 53 km al Norte de la ciudad de Neuquén. Es un paisaje dominado por la meseta en el que las hileras de álamos cortan los fuertes vientos característicos de la región.  Aquí se pueden visitar varias bodegas: Del Fin del Mundo, Familia Schroeder,  Secreto Patagónico y  Patritti Chañar.

La Pampa: es una de las zonas de producción de vino más joven del país, ubicada en el Alto Valle del Río Colorado en la parte norte de la Patagonia. Esta tierra tradicionalmente ganadera está mostrando un incipiente potencial con apenas 275 hectáreas cultivadas, donde se ha plantado Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Syrah y Chardonnay, también el Malbec, Pinot Noir, Sauvignon Blanc y Viognier.

Algunas Bodegas de La Pampa: La Quietud (Santa Rosa), Lejanía, Bodega Del Desierto y Estilo 152.

Links de interés: https://www.argentina.gob.ar/inv/vinos/estadisticas/regiones-vitivinicolas