canelones

Canelones de espinaca y ricotta

Una pasta perfecta para acompañar con el tinto o blanco que más te gusta.

Para los panqueques vas a necesitar:

3 Huevos
½ l de leche
1 taza de harina
Manteca

Tamizá el harina y mezclá con los huevos. Añadí de a poco la leche, hasta obtener una pasta semilíquida. Agregá luego 2 cucharadas de manteca derretida, mezclá y dejá reposar durante una hora. Si luego del reposo, la masa está demasiado espesa, agregá más leche.
Calentá una sartén con un pedacito de manteca. Verté la pasta a la sartén y cociná hasta que forme burbujas y se sequen los bordes. Da vuelta el panqueque y retirá cuando esté cocido de ambos lados.

Preparación del relleno

3 atados de espinaca

50 g nueces

500 g ricota

3 cucharadas de queso parmesano rallado

Sal y pimiento

Blanqueá las espinacas en agua hirviendo por 2 minutos. Retirá del agua y dejá que se escurran bien (si es necesario, secalas con un paño limpio). Mezclá las espinacas con la ricota, el queso y las nueces picadas y salpimentá.

Preparación de la salsa de tomates

1 lata de tomates al natural, en cubos

1 cebolla mediana

1 diente de ajo

Hierbas (orégano, tomillo y laurel)

Aceite de oliva, sal y pimienta

Calentá la sartén, con un chorro de aceite de oliva. Rehogá el diente de ajo machacado y la cebolla, hasta que quede transparente. Agregá los tomates y las hierbas. Salpimentá y cociná unos 45 minutos a fuego mínimo. Cuidá que no se seque. Si le falta líquido, agregá un poquito de agua.

Armado de los canelones

Colocar un poco de salsa de tomates en una asadera. Rellenar los panqueques y colocarlos en la asadera. Cubrilos con el resto de la salsa y agregales queso rallado. Llevá al horno unos 15 minutos ¡y serví bien caliente!