SEGUINOS

ñoquis de remolacha

Ñoquis de remolacha con manteca de salvia

No esperés hasta el 29 para hacer estos riquísimos ñoquis. ¡Para acompañar con un rico vino!

Para los ñoquis de remolacha:

2 remolachas

1 papa mediana

1 taza de harina

1 huevo

1 chorro de aceite

Sal y pimienta

Poné a hervir las remolachas, peladas y cortadas en cuartos. A mitad de cocción, agregá la papa pelada. Terminá de cocer ambas. Escurrí las remolachas y dejá enfriar. Procesá hasta obtener un puré fino. Escurrí también las papas y hacé un puré fino con las papas aún calientes. Luego dejá enfriar.

Mezclá los dos purés y formá una corona en la mesada. Agregá un huevo en el centro, sal, pimienta y la mitad de la harina. Uní y amasá. Agregá más harina a medida que la masa lo necesite. Cuando la masa esté suave, dejá reposar unos 10 minutos.

Hacé los choricitos con trozos de masa y cortá pedacitos de unos 2cm. Pasalos por un tenedor mientras ponés el agua a hervir, con sal y un chorro de aceite. Agregá los ñoquis y sacalos con espumadera a medida que empiezan a flotar.

Para la manteca de salvia vas a necesitar 120g de manteca, 50ml de aceite de oliva y unas 3 ramitas de salvia. Cortá las hojitas enteras, sin su cabito, lavalas y secalas.

En una sartén, poné el aceite de oliva y la manteca y llevá a fuego medio. Agregá la salvia, sal y pimienta. Remové las hojas, para que se empapen. Agregá los ñoquis que se van cociendo a esta salsa. Serví en platos hondos ¡y bien caliente!